Sobre mi blog

 

Crónicas de una mujer imperfecta nace, nada más y nada menos, como una forma de dar espacio a mi Álter Ego, a mi otro yo, ése que poca gente conoce porque me cuesta mucho dejarlo salir.

 

Desde siempre, por alguna razón, he sentido la necesidad de expresar mis opiniones, de contar a todo el mundo lo que me pasaba y comentar cómo me sentía. Muchas veces mi público no mostraba gran interés así que encontré consuelo en la escritura, la de toda la vida, con boli, papel, y pluma más adelante.

Hasta los veinticuatro escribí con obsesión pequeños micro relatos, alguna historia y sobre todo muchos, muchos diarios. Eran mi vía de escape, mi cigarrillo de madrugada y mi refugio.

Recuerdo que al escribir daba forma a mi vida, incluso la adornaba, pero eran sólo eso, diarios, cosa que alcanzada cierta edad no parecía muy madura, así que llegó el día en que decidí hacer borrón y cuenta nueva y deshacerme de todo aquello.

 

 

¡Lo quemé todo! Con hoguera incluida, sabiendo con seguridad que algún día me arrepentiría de ello, pero así fue.

 

A partir de aquel día mi único objetivo fue tener una buena familia, encontrar un buen trabajo y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, que tampoco he sido de grandes lujos, sueños imposibles e ilusiones vanas.

Y a estas alturas afirmo que he hecho el pleno.

Tengo una vida sencilla, un marido increíble, unos hijos encantadores, un trabajo con el que disfruto la mayor parte del tiempo y una cuadrilla de amigos de toda la vida con la que compartimos alegremente nuestro tiempo libre.

 

 

 

 

Y entonces ¿Por qué nace CMI?

 

Pues porque tenía esa espinita clavada y sentía que me faltaba algo.

Claro que hay infinidad de cosas que me gusta hacer como leer, salir al campo, probar terapias alternativas y aprender sobre crecimiento personal… pero que me apasione, lo que se dice “que me apasione” no.

 

Así que empecé mi búsqueda.

 

Si buscas y lo haces bien, sucede que lo encuentras. Y en mi caso surgió Crónicas de una mujer imperfecta. Mi pequeño proyecto. Mi espacio personal. Mi diario. Mi Álter Ego. Mis opiniones. Mis ideas. Mi visión… y todo cuanto se me va ocurriendo porque esto tiene vida propia y evoluciona tanto como lo hago yo.

 

¿Qué es CMI? CMI soy yo..

 

 Espero que lo disfrutes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This